Conectar con las personas.

Por:  Mario Humberto Nájera / @urbanboymx

BPE

El hombre es un animal social – Baruch Spinoza

Lo admito, me da pánico hablar con alguien que no conozco. Desde que era pequeño nunca fui precisamente el chico popular de las clases ni tampoco el chico con la vida social más vibrante, más bien siempre fui del tipo reservado, callado con apariencia de siempre estar pensando, aunque eso sí, siempre amable, cordial y alegre. Fue hace alrededor de cinco años mientras empezaba a realizar mis primeros intentos de proyectos sociales cuando noté la importancia de conectar con la gente y saber comunicar lo que estás haciendo. Si uno pretende hacer algo con la sociedad es necesario adentrarte en ella, entenderla.

No es ninguna sorpresa encontrar artículos, revistas e incluso libros especializados que hablan sobre los efectos del cambio en el comportamiento social que genera el uso prolongado o enajenado de computadoras, dispositivos electrónicos y teléfonos móviles. Tampoco es difícil darle la razón a estos autores cuando contrastamos sus artículos con la realidad: basta ir a cualquier café, cine o sitio público donde se reúna la gente para ver a la mayoría revisando su celular a cada momento, estén acompañados o no.

Sí, es cierto que debido a la tecnología hemos perdido en buena medida nuestra capacidad para hablar y conocer gente en cualquier espacio físico, pero también es cierto que debido a esta también hemos aumentado nuestro espacio social con un alcance prácticamente global. Por medio de internet ahora somos capaces de conectar gente con intereses similares, entender  aquellos que son diferentes, hacer nuevos amigos o bien comunicarnos con aquellos que ya conocemos.

Justo ahora en tu bolsillo tienes el más poderoso dispositivo social que ha existido. La gente ya no solo lo ocupa para llamadas o con fines de entretenimiento: se ha convertido el centro de nuestras vidas personales. Sin embargo, no podemos perder de vista que lo virtual solo nos permite acercarnos a la gente, tener ese contacto inicial, pero resulta insuficiente para mantener una relación, estrechar vínculos o conectar personalmente con alguien, lo cual es de vital importancia cuando decides trabajar con o para la gente.

Aquí van tres ideas que podrían ayudarte con tu vida social:

Vuelve a hablar.

Cuando estés en un sitio público como un café, una librería o en el transporte público, intenta platicar con la gente que está a tu lado. Cualquier tema es bueno. Más allá de hablar con la razón, intenta generar sensaciones en la otra persona. Mucha gente no te responderá, otros te mirarán con desconfianza. Lo importante aquí es sobreponerte y seguir practicando.

Guarda el celular

Si vas a una reunión, cita o evento, guarda el celular y no lo saques durante la ocasión a menos que sea muy urgente. Aprende a dar la atención y el tiempo que se merece tanto tu entorno virtual como real, pero no al mismo tiempo.

Conecta la red con la vida real

Si conoces a alguien con quien quieres compartir algo o que te conozca y sepa lo que haces, no dudes en proponerle una reunión. Solo así podrás generar conexiones, impacto y lo más importante, conocer gente tan valiosa e interesante como tú.

Lo importante para mantener una vida social sana es no perder la capacidad de interactuar con el mundo real y entender que la tecnología nos da acceso a medios de interacción social a gran escala. Ambos puntos son la mejor forma de entender a la sociedad y conectar con otros para poder propiciar cambios que mejoren la vida de todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s